• IFB Advisors

Egipto, una potencia para invertir.



Tras un período de incertidumbre, se han logrado grandes avances en el cambio de las percepciones internacionales de la economía egipcia desde que el gobierno lanzó su programa de reformas a finales del 2016. En los últimos tres años, el Gobierno de Egipto ha emprendido un valiente programa de reforma económica que está ayudando al país a restaurar la estabilidad macroeconómica y devolverlo a un crecimiento fuerte y sostenible. Si bien la devaluación de la libra egipcia en 2016 ha resultado en austeridad y aún queda trabajo por hacer para desbloquear una mayor inversión privada, la nación está emergiendo más fuerte.


Los macro indicadores del país han mejorado significativamente. El crecimiento del PIB fue del 5,6% para el año fiscal que finalizó en junio de 2019, el más alto de la región, y la economía registra un superávit primario del 2% del PIB, revirtiendo el déficit anterior del 11% en 2016.


El desempleo está en descenso, tal y como indican las últimas cifras obtenidas. La cotización de la libra egipcia es de mayor valor en el mercado.


La industria turística (uno de los principales ingresos) mejora constantemente; los flujos de remesas de la diáspora de Egipto están creciendo y el déficit comercial del país se está reduciendo. Los analistas esperan que esto continúe en 2020, manteniendo baja la inflación y creando espacio para recortes de tasas de interés y en consecuencia un mayor gasto.


Uno de los pasos más importantes que ha tomado el gobierno ha sido permitir que la moneda nacional fluctúe libremente. La devaluación causó un impacto negativo a corto plazo, pero esta situación alentará la inversión y mejorará el nivel de vida a largo plazo. Los sistemas legales y fiscales se han simplificado.


Egipto ha subido seis plazas en el último índice del “Doing Business” del Banco Mundial, posicionándose en el lugar número 114 de 190. Así mismo, ha sido clasificado como el país más atractivo de África para la IED en el Informe “Rand Merchant Bankns Investment Attractiveness” de los últimos tres años. Todo esto hace que Egipto sea una opción a tener en cuenta como país receptor de inversión extranjera.


Por otra parte, el gobierno está financiando proyectos de infraestructura, como por ejemplo la construcción de la Nueva Capital Administrativa al este de El Cairo. A esto hay que sumarle, la instauración de siete nuevas zonas de libre comercio, incluyendo algunas de las partes menos desarrolladas del país.


Otro punto positivo a resaltar es que, a finales de octubre del año pasado, el presidente de Egipto, Abdel Fattah Al-Sisi, dijo que las empresas propiedad de los militares podrían ser privatizadas. Hay que saber que el ejército egipcio ha poseído y operado durante mucho tiempo compañías en una gran variedad de sectores, desde agricultura y textiles hasta petroquímicos. Y esto a pesar de la oposición dentro del ejército, por lo que muchas de las filiales comerciales de las fuerzas armadas podrían cotizarse o venderse a inversores extranjeros.


2019 ha sido un año histórico para Egipto, con el presidente Abdel Fattah Al-Sisi presidiendo la Unión Africana, y siendo testigo de la ratificación del Área de Libre Comercio Continental de África, que debería entrar en vigor en julio de 2020.


Con la caída de la inflación y los fundamentos macroeconómicos más sólidos, las autoridades han estado reduciendo las tasas de interés. El año pasado, se vieron hasta tres recortes de tasas de interés, llevando la tasa a 13.25%. A raíz de esto y de un clima de inversión positivo, algunos analistas anticipan un aumento de las entradas de IED del 70% durante 2020.


El gobierno reconoce la importancia del sector privado en el desarrollo del país, el cual está contribuyendo hasta el 80% del PIB total de Egipto.


Según el ministro de Finanzas, Mohamed Maait, los impuestos representan aproximadamente el 75% de los ingresos presupuestarios del estado, y los impuestos sobre la renta y las empresas representan la mayor proporción de los ingresos fiscales.


Egipto, a través del Ministerio de Inversión y Cooperación Internacional, está trabajando activamente con PYME y también con grandes empresas internacionales para invertir en la oportunidad egipcia. Podemos encontrar grandes victorias en este 2019 pasado : Mercedes-Benz, anunció en septiembre que reanudaría el montaje de automóviles en Egipto y Google, comunicó en junio la apertura de su primera oficina en Egipto.


Egipto se ve a sí mismo como una plataforma financiera potencial, con un sector de servicios financieros amplio y sofisticado que puede movilizar las inversiones necesarias de socios árabes e internacionales para contribuir al desarrollo del continente.

Pronto se convertirá en un exportador neto de energía. Sus centros logísticos a lo largo de la Costa Este proporcionan ubicaciones estratégicas para que las empresas africanas aprovechen la ventaja competitiva del continente en una serie de sectores, incluidas las industrias farmacéuticas, la tecnología de la información y la comunicación y las cadenas de valor agrícolas. Aprovechando el potencial de exportación global.


ENERGÍA

Una de las mayores historias de éxito de los últimos años en el país ha sido la transformación del sector energético. El sector del petróleo y el gas ha atraído mucha atención debido al tamaño de las inversiones, pero el país ha podido agregar capacidad de producción gracias a una serie de proyectos a gran escala que cambian el juego. El sector privado está desempeñando un papel integral para ayudar a Egipto a cumplir sus ambiciones de convertirse en un centro energético estratégicamente ubicado entre Oriente Medio y África.


TECNOLOGÍA

Según los últimos datos de GSMA, Egipto tiene 56 centros tecnológicos en comparación con los 80 que se encuentran en Sudáfrica y los 85 en Nigeria. Con una gran cantidad de incubadoras y aceleradores, acceso decente a fondos de capital de riesgo, un ecosistema vibrante e instalaciones de educación superior de buena calidad; Egipto se convertirá en una potencia tecnológica.


GAS

Ninguna parte de la economía egipcia se ha transformado tan rápidamente o ha subrayado los beneficios que la inversión puede aportar como el sector del gas. Egipto fue el octavo mayor exportador de gas del mundo en 2009, con dos proyectos operativos de exportación de LNG y planes para expandir el Gasoducto Árabe para abastecer a mercados extranjeros, incluyendo clientes en Turquía y Europa.


Al mismo tiempo, el gobierno ha logrado permitir el aumento gradual de la capacidad de generación nacional que prometió. La construcción de las tres plantas de gas de ciclo combinado más grandes del mundo fue completada el pasado julio por Siemens para Egyptian Electricity Holding Company. Las instalaciones de Beni Suef, New Capital y Burullus tienen una capacidad de generación combinada de 14,4 GW.


Aunque el gobierno planea poner fin a todos los subsidios de energía para 2022, el Ministerio de Electricidad y Energía espera que la demanda de energía crezca a más del 6% anual durante los próximos años.


CONCLUSIÓN

Desde mi experiencia, puedo decir que la recuperación económica de Egipto en los últimos años ha sido notable. Ha sido un largo viaje y el pueblo egipcio ha realizado grandes sacrificios para superar los desequilibrios estructurales arraigados en el tejido económico del país, pero parece que su perseverancia está dando sus frutos. He trabajado personalmente con el gobierno egipcio durante muchos años, y corroboro que su naturaleza, el tamaño diversificado de la economía de su país, su población, la fuerte clase empresarial que tienen y la larga historia de capacidad industrial, hacen que Egipto pueda distinguirse como un destino de inversión convincente. Se pronostica que el progreso macroeconómico que se ha logrado en los últimos años continuará, dando así a las empresas del sector privado la confianza para invertir en el país.

0 comentarios

IFB Advisors, nace con la finalidad de apoyar el comercio e inversión en el continente africano.  Queremos desarrollar relaciones de beneficio mutuo, compartiendo el saber hacer español y aprender de la experiencia de África. Impulsando la cooperación y las relaciones duraderas.

Calle de Don Ramón de la Cruz

28006, Madrid.

info@ifbadvisors.com

Copyright © IFB Advisors 2020